Biografía Ainox - Carlos Fierro

En el año 2006, fundé mi primera empresa en el sector metalúrgico, Ainox Guillarey S.L.. Una empresa destinada a la transformación del acero inoxidable. Esta empresa, es el resultado de la motivación e inquietudes que se despiertan en mí después de varios años trabajando en el sector.

La primera decisión importante, es exclusivizar los trabajos fabricando únicamente en acero inoxidable, vital, a mi juicio , para garantizar el buen resultado en el proceso.

Al ser esta una empresa de servicios, nuestros principales clientes son, particulares, a los que realizamos todo tipo de trabajos de decoración tanto para exterior como para interior.
Pero, el fuerte impulso de la construcción del momento nos absorbe y hace crecer la empresa en poco tiempo, pasando a ser promotores y constructores nuestros principales clientes.

Dos años trabajando, me bastan para darme cuenta de que lo que prima en el mundo empresarial es la producción y la competitividad. Es decir, fabricar mucho, fabricar rápido y vender más barato que la competencia. Y estos conceptos son los mayores enemigos de la calidad, que sigue un camino, aunque paralelo, muy distinto.

Es entonces, cuando decido seguir el camino en solitario y dar un giro a la política de la empresa y de mi vida propia, escogiendo un momento crucial, pues la crisis, comienza a enseñar la cara.
En el año 2008 abandono Ainox Guillarey s.l. y creo Ainox Accesorios s.l.u.

Durante 3 años combino trabajos ofreciendo mis servicios a la creación de todo tipo de herrajes para una importante firma naútica y abasteciendo al mismo tiempo las pequeñas necesidades de particulares del entorno. Durante este tiempo, la empresa va dando pequeños giros sin un rumbo fijo, apostando por aquellos trabajos que otros talleres rechazan por su complejidad o falta de rentabilidad. Quizás siempre me hayan fascinado las cosas difíciles.

El desconocimiento en un proceso, implica riesgo y por consiguiente, pérdidas económicas, pero, conforma un reto y absorción de conocimientos que te hacen crecer profesionalmente
Es necesario equivocarse, pues la acumulación de pequeños fracasos, son los cimientos del éxito en cualquier profesión.

Muchas veces he tropezado y he caído, pero me he puesto en pié y he seguido caminando.

Hago lo que hago, porque disfruto haciéndolo…….
……y la satisfacción que crea en mí, es un valor, que está muy por encima del valor de un artículo o del potencial de una empresa.

Aunque el camino es muy largo………he dado el primer paso.

 
Carlos Fierro